It Project: una nueva plataforma de moda

por

La primera vez que supe sobre el trabajo Jercy Gutiérrez fue en el 2014. Una nota en E! Online hablaba sobre la presentación del “talento latinoamericano” (como lo describían en el encabezado) que había sorprendido en la pasarela del Vancouver Fashion Week con la colección “Mujer Amazona”. En ese entonces, yo ya trabajaba en una revista local y su historia me atrapó instantáneamente. Así que lo busqué, lo entrevisté y de ese encuentro nacieron interesantes conversaciones que se han repetido a lo largo de estos años.

A Jercy no le falta empeño. Dejó a los 17 años el Perú y se fue a París, donde cada empleo lo fue acercando al mundo de la moda y el lujo. Trabajó en la boutique multimarca Kabuki y luego ingresó al área comercial del grupo BarbaraBui, en el que pudo relacionarse con marcas como Prada, Dior, Yves Saint Laurent y Missioni.

En el 2009, Jercy volvió al Perú y fundó Evolèt, una marca que nació con el objetivo de trasladar el estilo de la mujer parisina a las calles peruanas. Pero de eso no hablaremos en esta ocasión. Ahora, el director creativo ha decidido empezar a organizar pasarelas en espacios que destacan por su belleza arquitectónica, un emprendimiento que ha denominado “It Project”.

A finales del 2015, la primera edición tuvo lugar en la Casa del Artesano Don Bosco y contó también con las propuestas de Meche Correa, Enrique Canales y Chiara Macchiavello, quienes crearon piezas que viajaron a la COP21 como parte del evento Changer La Mode Pour Le Climat. Pero en esta oportunidad, Jercy decidió hacer algo más arriesgado y tomó la Casa García Alvarado de Miraflores para organizar una velada más íntima.

¿Cómo nace el “It Project”?

He tenido la oportunidad de presentarme en Lif Week en más de una ocasión, pero desde ese momento la presión ha ido aumentado. Una amiga, Cali Campos, me dijo que lo que sucede es que la expectativa sube y desde que empiezas a organizar desfiles ya no puedes parar. Todos esperan que hagas algo temporada a temporada. Por eso, mi equipo y yo decidimos organizar algo propio. Esto coincidió con que estaba trabajando como partner de Universal Love, una entidad vinculada al trabajo ético de la moda, en la coordinación de la participación de tres peruanos en la conferencia del cambio climático que se celebró en diciembre en París. Aprovechamos las piezas y las unimos a la colección de Evolèt para hacer una presentación en la que nos ayudó Christian Duarte. Yo pensé que hacíamos esa edición y quedaba ahí. Pero la gente me empezó a preguntar cuándo sería el siguiente. Si bien tengo una productora (Mod’Image) en la que vemos realización de fotos y temas corporativos, no tengo experiencia como organizador de eventos. Pero las ganas seguían ahí y algunas marcas me propusieron hacer algo en conjunto. Aparecieron auspiciadores y me contacté con Talía Echecopar, a quien le pedí que me apoye con el tema de medios y marketing. Ella nunca había presentado un desfile de Inmaculada (la marca que maneja junto a Ale Palomino) y surgió la idea de que ellas participara. Así llegaron también Susan Wagner y Ayni. Me encantó el grupo porque son personas muy empeñosas y se necesitaba poner mucho apoyo moral, porque el económico ya lo teníamos. Nadie ha pagado por estar en este evento. Ha sido gratuito para todos nosotros. El proyecto ahora es hacerlo funcionar a costo cero y que se pueda ir cambiando de participantes. Sabemos lo que queremos hacer. Queremos que cada vez sea de mayor alcance y que se puedan elegir sitios históricos. Ahora se están cocinando cosas bien interesantes. En Perú no existe un evento exclusivo para la línea masculina y me gustaría apuntar a eso. Empecé haciendo prendas de hombre, pero no la he lanzado con fuerza. Sería interesante incursionar por ahí porque siento que mi línea femenina ya está establecida.

OST_9575

¿Qué aportaron Susan Wagner, Inmaculada y Ayni al evento?

Susan es una diseñadora impresionante, además es una persona a la que quiero muchísimo. Es una mujer muy creativa. Nos conocemos desde hace seis años y he podido ver cómo con cada temporada incursiona con un nuevo material, a pesar de que pueda ser muy riesgoso, como en el caso de la tela fabricada con botellas de plástico reciclado. Su preocupación por la naturaleza le da una visión especial. A ella le falta estructurar mejor el tema de la construcción de las colecciones, pero siempre se puede hallar prendas suyas con un discurso claro y que tienen un espíritu aventurero y bohemio.

Inmaculada dio el punto de frescura. Había muchos modelos básicos, otros eran más para la noche y todos eran fáciles de llevar. La marca le da múltiples opciones a las chicas, son prendas cómodas con un toque de pretensión. Y Ayni trabaja con una gran gama de materiales peruanos. Hacen mucha producción para exportación y fue bonito ver cómo se lucen el algodón pima y alpaca que son deliciosos e ideales para invierno.

Sissai,-Inmaculada,-Susan-Wagner-y-Evolet

También presentaste la colección “Crónicas”.

La colección cuenta el pasado de Evolèt, porque he sacado piezas que ya existían pero que nunca había lanzado en producción, pero también habla sobre el futuro. Cada prenda ha sido creada de principio a fin por una de las señoras del taller, y los colores fueron escogidos de acuerdo a cuáles les gustan a ellas. Incluso los looks hacen alusión a las prendas que suele llevar cada una. Reinventamos la ropa que normalmente llevan para crear a una mujer más joven. “Crónicas” es la historia de la convivencia que tenemos en el taller. Yo respeto a mi equipo y le tengo mucho cariño. En este desfile en especial, me dediqué tanto a It Project que me olvidé un poco de la colección. Hemos armado todo contra el tiempo, fue muy difícil. Pero igual quise usar muchos colores para ponerme a prueba. A mí me gusta el resultado, lo más importante es que yo me sienta cómodo y me entienda dentro de la colección.

OST_9647
Además, contaste con la colaboración de Sissai.

Esta es una línea de joyería contemporánea, el uso de piedras semipreciosas construye un matrimonio perfecto entre la plata y los materiales. Conocí a Pamela y Ximena, fundadoras y diseñadoras de la firma en París, y desde ese momento la simpatía de estas dos chicas me cautivó. Su visión artística se acopló por completo al It Project.

Me gustó que los chicos de CEAM pudieran exponer en los salones de la casa sus diseños.

Las escuelas de moda deberían tener un espacio de exposición de arte porque lo que hay que enseñar es a crear, hay que desarrollar el lado artístico de los jóvenes. Pero lo que pasa es que en muchas veces se concentran en enseñar a fabricar ropa o vestidos de noche. ¿Qué pasaría si se les propone hacer piezas que sean un punto medio entre ropa y obra de arte? Una especie de intervención con tela. Al ver los espacios de la casa, quise usarlos como vitrina y recurrí a CEAM. Así se dio esta colaboración que espero se repita.

Fotos: Orlando Sender

previous arrow
next arrow
ArrowArrow
Slider
3 Responses

¿Qué piensas?

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.