Butrich y mis nuevos convertibles

por

Existen marcas que se transforman en parte de nuestras vidas, su estética (olor o sabor, dependiendo del producto) está ligadas a hermosos momentos del pasado y del presente. Acepto públicamente que Butrich significa para mí algo especial. Hay colecciones que he amado (nunca superaré Amor Imposible), otras que no me han terminado de enamorar pero en todas he encontrado un sello único. Por eso, estoy siempre atenta a las novedades como cualquier clienta. Hoy en la madrugada me sorprendió mucho encontrar un video sobre el nuevo convertible Butrich. Literalmente, mientras lo veía colapsé. Escribí a Jessica pese a que era tarde y le dije: a primera hora estoy ahí.

He tenido un par de días un tanto difíciles y estaba segura que un par de zapatitos me darían ánimos (me conozco tan bien que acerté jajaja) Me convertí en la primera chica en probar los hermosos convertibles. Mustang, Belair, Camaro… hay varios diseños pero todos tienen algo en común: los lazos son intercambiables. Los zapatos son básicamente de charol, algunos tienen detalles de gamuza y el animal print no deja de hacerse presente. Yo soy una mujer clásica y elegí estos rosados que no tienen pierde. Es tan fácil enamorarse de ellos…

Recibí muchos comentarios e inquietudes en mi cuenta de Instagram sobre cómo funcionan los lazos y por eso les dejo algunas imágenes para que puedan ver que se trata de algo muy sencillo. Un modelo = tres looks. Si pueden, imagínense usándolos mientras toman una súper malteada en Muu Lechería. Quienes conocen este sitio entenderán a qué me refiero. Buenos Aires, te extraño y extraño tus recuerdos.

webimg_2779 webimg_2789 webimg_2793

Aún no hay comentarios.

¿Qué piensas?

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.