Y el Oscar es para… ¿La la land o Moonlight?

por

No siempre he sido una fanática del Oscar. Al contrario, me ha tomado varios años relacionarme con la fantasía de la ceremonia y conectar con su significado. Anoche, por primera vez, lo vi fuera de una redacción y el efecto fue distinto pero igual de encantador. Hay magia en la alfombra roja, señores haters, les guste o no.

Pero vamos a lo más escandaloso antes de hablar de los vestidos, ¿Moonlight o La la land? ¡Qué pasó con la elección de la mejor película! No soy una experta en el tema pero era obvio que se lo llevaría el filme de Barry Jenkins. Y aunque no la he visto aún, era tan políticamente correcta para estos tiempos que ¿cómo no dárselo? Sigo sin entender si la confusión ha sido parte de una mala broma o no. Ya PWC ha anunciado que hará una investigación al respecto y ha ofrecido disculpas. Fue terrible, pero si hubiera ocurrido al revés y se lo quitaban a Moonlight para dárselo a La la land se desataba la hecatombe. ¿O no? 

Cosas de La Academia… Y para que estemos claros, a mí sí me gusta La la land. La música y la dirección son sus principales fortalezas, pero en calidad creo que no llega al nivel de Whiplash, el anterior proyecto de su director, Damien Chazelle.

Pero vamos a lo jugoso. Los vestidos. Esta vez, había más historia alrededor de ellos. Meryl Streep tuvo un desencuentro con el Káiser de la moda, Karl Lagerfeld, quien la acusó de querer cobrar 100,000 euros por llevar Chanel a la ceremonia del Oscar. Al final, tuvo que retractarse y decir que había malentendido una conversación con el equipo de Streep. Al final, ella lució fantástica de Elie Saab (aunque el maquillaje no estaba tan bueno). ¿Habrá sido todo este tema un golpe bajo para que destacara en la ceremonia?

Oscar 2017 Brie Larson

Brie Larson (quien llegó un Oscar de La Renta que no me gustó pero que tuvo buenos comentarios), demostró su incomodidad al tener que premiar a Casey Affleck como mejor actor por Manchester by the sea. ¿Cuál era el problema? El hermano de Batman tiene dos acusaciones de acoso sexual, las cuales se resolvieron extrajudicialmente. El lío no ha quedado muy claro, por lo que Brie cambió de actitud al tener que leer su nombre. Fue demasiado notorio. Ella no lo abrazó ni le dio la mano, a diferencia del año pasado cuando saludó a todas las víctimas de abuso que subieron al escenario con Lady Gaga.

Oscar 2017 Emma Stone

Emma Stone, en mi opinión, llevó uno de los mejores looks de la noche. Sí, se fue a lo seguro pero brilló y el dorado fue su mejor cábala. Era una bella flapper contemporánea. También amé sus aretes de Tiffany’s. De todos modos, pienso que el Elie Saab que usó en el 2016 era mejor atuendo para una ganadora del Oscar.

Oscar 2017 Isabelle Huppert

En cuanto a su premio como mejor actriz, fue un robo a trabajos como el de Isabelle Huppert (que llevó vestido Armani) en Elle o Meryl Streep en Florence Foster Jenkins. Yo amo a Emma Stone, pero no creo que su actuación mereciera este reconocimiento.

Oscar 2017 Dakota Johnson

¿Qué pensaba Dakota Johnson al elegir ese Gucci?, ¿es que ya le hemos visto tanta piel en “Cincuenta Sombras…” que verla tan tapada nos resulta extraño? El vestido era demasiado recargado y el color no le favorecía. Además, el peinado también era muy malo y daba el efecto de que su frente era enorme. Sin duda, el peor vestido de la noche.

Oscar 2017 Karlie Kloss

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿¿Y qué pasó con Karlie Kloss?, ¿le pidió prestado el vestido del año pasado a Gwyneth Paltrow? Me sorprendió verla llevar el lazo azul contra Trump. Bien pensado. Un accesorio discreto pero importante en el contexto que vive Estados Unidos en este momento.

Oscar 2017 Viola Davis

Hubo otras dos apuestas que llamaron la atención. La elegancia clásica del Armani Privé de Viola Davis y la actitud de Halle Berry. Viola se llevó un bien merecido Oscar por Fences como mejor actriz de reparto. Por tu talento, el premio no me sorprendió. Lo que no esperaba era verla apostar por un look tan prolijo.

Oscar 2017 Halle Berry

Y Halle Berry no se quedó atrás con un peinado fuera de lo común para la red carpet. Actitud al mil por ciento. El maquillaje muy natural y la piel muy luminosa y sana. Con 50 años se veía mucho mejor que cualquier chica de veinte. El vestido de Atelier Versace fue la cereza del pastel.

En síntesis, fue una noche con pocas sorpresas, salvo el inesperado giro dramático del final de la gala. Los vestidos estuvieron bien pero pudieron ser mejores, más osados. Ojalá que en próximas oportunidades veamos más fuerza en los looks, así podremos aplaudirlos al estilo de Nicole Kidman.

2 Responses
  • Lux
    Febrero 28, 2017

    Wow! Que manitas tan largas tiene la Kidman!

    • Carla Atencio
      Febrero 28, 2017

      Y aplaude de la forma más rara que yo haya visto!!!!

¿Qué piensas?

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.