Lif Week día 1: Óscar Chunga Oblitas (OCHO)

por

Pantys de mallas, verde eléctrico, lentejuelas, piel falsa, intensidad, leyenda. Óscar Chunga Oblitas es joven y atrevido, muy atrevido diría yo. ¡Y lo digo en el buen sentido! Hace mucho tiempo que un show no causaba tanta sorpresa como el que ofreció en el bloque de Nuevos Talentos este egresado de la escuela Chio Lecca Fashion School. Como director creativo de la marca OCHO, Óscar crea piezas que llaman la atención y su última colección así lo demuestra. A continuación, les dejo una breve entrevista con este artista.

Te inspira la calle, el arte, el baile, la ropa deportiva, ¿cómo funciona todo junto en tus colecciones?

El baile callejero es algo que me inspira mucho por las siluetas, los acabados y su funcionalidad. Lo mismo me pasa con la ropa deportiva, un diseñador (al menos yo) tiene muchas ideas y las combina. El problema radica en ponerlas en orden y que todo se vea coherente. ¡Es un trabajo demasiado complicado!

Confieso no haber visto el documental que inspiró tu colección (Paris is burning) pero sé que relata un momento importante en la cultura de baile y cómo este generó un movimiento a finales de los ochenta vinculado a afroamericanos, gays y transgéneros. ¿Qué te motivó a partir de este filme para crear tu colección?, ¿cuán relevante es tocar estas temáticas en una sociedad y momento como el que tenemos hoy, 2017 en Lima-Perú?

Me sentí muy identificado por muchas maneras, pero lo más relevante es el tema de sentirte rechazado o excluido por no encajar con lo que está establecido. En la escuela, nunca fui el más popular, en el mundo de la moda no conozco a casi nadie y a las pocas personas que conozco me considero una persona poco sociable y muy tímida, incluso en este momento en Lif week me sentía fuera de mi zona de confort. Ayer en front row de Naeem Kham no me sentía cómodo, sentía que ese no era mi lugar. Hacer mi colección, estar en mi taller con mi máquina y mis tela es mi forma de escaparme. Me gusta refugiarme en mi arte y olvidarme de las cosas negativas que me hacen sentir incómodo del mundo. Siento que así se sentían las personas del documental, por eso lo tomé como punto de partida y traté de canalizarlo. Tocar temas como el racismo, la homofobia y la discriminación en sí es duro en una sociedad tan parametrada como la peruana. No sé en qué momento el Perú cambiara su mentalidad pero ahora que tengo una voz pienso usarla y no hacer solo ropa bonita sino tratar de trasmitir un mensaje. Eso quiero que las personas sientan algo cuando ven mi colección. Ropa con sentido, con un mensaje.

Honestamente, llegué pensando que vería una colección completamente en negro y con toques industriales pero me sorprendí al encontrar un OCHO diferente. ¿Cómo se ha desarrollado el proceso creativo de esta colección?

Más allá del documental, también quería crear algo lúdico y divertido. Tenía que gritar 80’s por todo lo alto. Con el tiempo, los diseñadores van creciendo y es curioso que mi marca lo haga a la par conmigo. Tengo 23 años y he iniciado una etapa distinta donde las responsabilidades cambian, el entorno también y todo eso ha influido en mi marca. Es algo que me cuesta explicar pero me vuelvo adulto y mi marca lo hace conmigo porque OCHO es parte de mí.

De arranque, el video de introducción con música intensa vaticinaba un poco de lo que iba a suceder. Fuerza, rebeldía y actitud. ¿Cómo se consigue mezclar pieles con lentejuelas sin perder el estilo?

Todo está en la proporción. Debo admitir que sé que tengo buen gusto pero también soy muy crítico conmigo mismo. Mientras desarrollaba este trabajo, si no estaba seguro de que algo iba a funcionar simplemente descartaba la pieza. Aunque temía mezclar esa piel verde con las lentejuelas porque no quería que llegue a verse como un disfraz, sentí que debí hacerlo porque es un fashion show y tenía que dar algo de show.

Cuéntanos cómo elegiste la paleta de color y los materiales de esta serie.

Traté de buscar muchas texturas, telas que bajo un reflector llamaran la atención. Aprendí mucho de esto cuando hacia vestuarios para mis amigos que bailaban. A veces hay que darle oportunidad a telas que aunque no son necesariamente bonitas, usadas de la forma correcta quizás podrían funcionar y dar algo distinto. Cuando vi esa piel falsa verde me enamoré, tenía que incluir verde en mi colección y vi la forma de integrarla poco a poco con el plateado, el caqui y el negro que no podía faltar porque es mi color favorito.

LO MEJOR: Las casacas metálicas, las cinturas marcadas en los sacones de piel falsa y ese precioso vestido verde bordado con detalles plateados.

LO QUE NO ME GUSTÓ: El buzo negro de hombre con detalles en blanco. Me gustó más el styling de estas piezas para la foto oficial del evento con Elena Chenguayen. ¡Y creo que aún tengo reparos sobre los hombres con polos de mallas!

Fotos: Sebastián Corzo para The Solo Project Lima por Carla Atencio

Aún no hay comentarios.

¿Qué piensas?

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.