Morfi Jiménez y el retrato de bodas

por

Cuando uno imagina su boda, creo que se le vienen muchos detalles a la cabeza. Yo me imagino un vestido hermoso, flores maravillosas, un gran amor que celebrar y, por supuesto, fotos lindas que me permitan revivir ese momento una y otra vez.

Hace algunas semanas, pude lanzar un primer poemario, Tempestad. Y durante todo el proceso previo, hubo mucho trabajo por hacer. También tuve que elegir una foto mía, un retrato importante y, por supuesto, elegí una foto del mejor profesional que conozco: Morfi Jiménez.

Morfi es un especialista en fotografía de bodas… y no pensaría en nadie más para fotografiar algo tan especial. Además, soy una fanática de su serie “La gran comedia de la vida” que hizo en la selva y que tomó en blanco y negro para proceder a una posterior coloración. Su quehacer es inigualable. Pocas veces he conocido a alguien con tanto talento.

Pero volviendo a su trabajo de bodas…hay que destacar que Jiménez se encarga única y exclusivamente de hacer la sesión de retratos. El resto de su equipo se encarga de cubrir todo el evento, la iglesia, la fiesta…pero la parte artística queda íntegramente en sus manos y vale la pena. Como retratista, no hay otro capaz de crear semejantes atmósferas. Aquí les dejo una entrevista que le hice hace al respecto para The Solo Project.

¿Cuál es la relación entre Morfi Jiménez y las parejas que llegar al altar?, ¿hay algo en particular que te llame la atención de ese momento en la vida de las personas?

Siempre he sido muy disperso, en fotografía me gusta de todo un poco y con el tiempo me he quedado con el retrato. El trabajar con personas es algo con lo que me he sentido cómodo siempre  pues además de mi trabajo personal de retratos que expongo regularmente en galerías o museos,  hago retrato editorial, corporativo, publicitario y, sobretodo, novias que es lo que más disfruto.

Cuando uno empieza en fotografía y tu círculo cercano sabe que eres fotógrafo es más que probable que termines fotografiando la boda de alguna amiga o pariente. Eso fue lo que me pasó y así sin querer tengo ya 14 años en este rubro.

Si bien ahora hay cada vez más parejas que hacen sesión post boda, días después de la boda en sí donde todo es más relajado, me encanta el reto de retratarlas el mismo día. Trabajar con una persona que está a punto de entrar a una ceremonia tiene una adrenalina que te motiva. Las parejas me buscan no solo por la forma como ilumino sino también por el nivel expresivo de los retratos, la alegría y naturalidad, pues quieren verse tal cual son ellos en su mejor versión de sí mismos.

¿Cómo consigues que la luz, la textura y las atmósferas muestren a las parejas tal y como son?

La pintura y la luz cinematográfica  siempre fueron mis referentes naturales, sobretodo la pintura de Caravaggio que descubrí siendo muy niño. Busco la mayoría de las veces tener una luz que resalte la textura del vestido, los bordados, etc. pero también muy favorecedora para el rostro de las novias.

Si es posible trabajar con luz natural tengo horarios específicos para retratar a las parejas y si la luz no es la más adecuada yo mismo la creo a partir de flashes, linternas y muchos trucos que he descubierto de manera autodidacta en todo este tiempo.

Todos somos fotogénicos y tenemos nuestra luz, algo que busco siempre es que la iluminación se adapte a la novia y no al revés.

Muchas veces se ven fotos donde la pareja de novios se ve rígida o exagerada, no como realmente uno los conoce. ¿Es fácil para ti hacerlos sentir cómodos y sacar ese lado tan especial para las fotos?

Soy una persona muy observadora. Cuando me reúno o converso con la pareja siempre me fijo cual es la dinámica que hay entre ellos, si son formales, son románticos, son graciosos o divertido… les hago algunas preguntas sobre gustos y preferencias y es más fácil para mil identificar cuál es su perfil para al momento de retratarlos generar dinámicas que vayan con ellos.

¿Cuáles son las sesiones de boda más locas que has hecho?, ¿hay alguna que recuerdes en particular?

He tenido un poco de todo, una de las que más recuerdo fue aquella donde metimos un sofá en el mar hace ya algunos años la pareja súper divertida y confiaron mucho en mi cuando les plantee la idea. También hubo una sesión pre boda en un estadio de fútbol. Cada sesión tiene lo suyo.

A las novias que no están leyendo, ¿qué les recomendarías sobre las fotos de este importante momento?, ¿cuál es el aspecto más importante al elegir a quien será los ojos de un día tan importante?

Siempre digo que las fotos son el único recuerdo concreto que te queda del día de tu boda, por ello es necesario tomarse el tiempo necesario para escoger al profesional adecuado para eso. Hay que buscar no solo gente que tome fotos bonitas sino también ver el nivel de empatía que se tiene con esa persona, pues estará acompañándolos ese día. Es necesario, en la medida de lo posible, el contacto personal. La química es lo más importante. Además una buena experiencia no son solo buenas fotos sino también cuan formal y cumplido es el fotógrafo y eso se ve desde el primer correo o llamada telefónica. La experiencia tiene que ser completa desde el primer correo hasta la entrega del trabajo final.

_____________________________________________________________________________

MORFI JIMÉNEZ es retratista autodidacta con estudios de Publicidad y Cine. Su trabajo ha recibido algunos premios internacionales entre ellos el Cannes Lions 2015 por fotografía publicitaria, el premio Latinoamericano de Fotografía 2012 en la categoría retrato, el Hasselblad Masters Award en el 2008 por su serie ¨ Luz de las Entrañas ¨ y el del FPNUD (Fondo de población de las Naciones Unidas) en el 2004.

Aún no hay comentarios.

¿Qué piensas?

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.